Los tapones de corcho

Hay empresas especializadas en muchas cosas, hay empresas que trabajan con el vidrio, otras con la madera, unos trabajan el metal, la piedra, los minerales, los componentes electrónicos, los corchos…
El trabajo de hacer tapones de corcho es un trabajo muy sacrificado ya que conlleva unas necesidades específicas para el tratado del corcho. De esto saben mucho en la empresa española gruartlamancha.com.

Un tapón de corcho es una pieza de corcho que se pone en la boca de una botella con el fin de contener el líquido dentro de ella. Son muy importantes en la industria vinícola, es decir en las bodegas, ya que de los corchos depende que un buen vino se conserve en las mejores condiciones. El corcho es un material natural que proviene de la corteza de algunos árboles como el alcornoque. Los corchos son de una densidad muy baja y además tiene ligereza, elasticidad, compresibilidad, adherencia, impermeabilidad y es un muy poderoso aislante térmico. Por todos estos motivos los corchos ocupan una buena parte de la industria española.

Y con esas propiedades se pueden crear infinidad de cosas de corcho, lo más común son los tapones ya que es un material perfecto para este fin. Los tapones pueden ser tapones de corcho natural en el que todo el corcho es cien por cien natural. También podemos encontrar el tapón de corcho con aglomerado en el que el corcho ha sido procesado  con polvo de corcho y látex. Y existen distintos tapones para distintas botellas, para las de vino, para las de cava, para las de champan, para las de algunos aceites… los corchos tiene  muchas posibilidades y lo bueno de esto es que lo sabemos.

Algunas bodegas, con el fin de ofrecer al cliente lo mejor de lo mejor, marcan los corchos con el nombre del vino o de la bodega, esto lo permiten el corcho natural, poder gravar a fuego o con laser de ultima generación los corchos a gusto de la empresa que lo solicita. Los tapones aglomerados no son aconsejables para las botellas de vino de guardar, para las que serán reservar de las mejores, sin embargo dan muy buen resultado en vinos jóvenes. Para cada vino, un tapón de corcho, para cada corcho un vino, hacen buena pareja, casan bien, así ha sido durante muchos años y así seguirá siendo porque la unión de los dos es muy buena.