Aspectos a seguir para el mantenimiento del coche

La atención del vehículo es fundamental, y tal vez sea repetitivo, pero no debemos cansarnos de decirlo y mantenerlo siempre en mente, la seguridad vial, el cuidado del medioambiente y nuestra vida siempre será lo primero.

Hay pequeños consejos que todos los conductores podemos seguir para el cuidado del coche y cumplir con las premisas antes mencionadas, toma lápiz y papel:

Existe algo llamado “Triángulo de la seguridad” conformado por: amortiguadores, frenos y neumáticos. Los tres son evidentemente importantes, dan confort y controlan la velocidad, así como también son útiles ante situaciones riesgosas. La revisión de los amortiguadores debe realizarse cada 20.000 km.

Los limpiaparabrisas. Pareciera algo sin importancia, pues no lo son. Las escobillas de este artefacto tienen una función fundamental que ayudan a nuestra visibilidad  si se mantienen en perfecto estado. Cuando no barren bien, dejan empañado los vidrios, saltan o producen ruido, entonces hay que cambiarse rápidamente.

Los filtros. Los de aceite se deben ser sustituidos junto con los lubricantes. Los de aire garantizan que no lleguen partículas abrasivas al motor, si gustas andar por charcos y terrenos secos o polvorientos, habría que hacer el mantenimiento con cierta frecuencia.

Los filtros de combustibles. Eliminan impurezas, el agua y evitan la corrosión y todo para el cuidado del motor, es necesario su mantenimiento para alargar la vida útil del mismo. El filtro de extraño nombre, el habitáculo, ayuda con la salud de los ocupantes, la  función es ser un atrapa polvo, polen y otras partículas que se encuentren en el ambiente.

Neumáticos, la revisión debe darse una vez al año y cambiarlos si hay desgaste, grietas, ruidos y poca adherencia, etc., y si el automóvil supera los 14.000 km.

Sistema de frenos, la revisión y verificación es igualmente anual. Los frenos dependerán mucho de la conducción y el entorno donde rueda el vehículo, sin embargo, si se escuchan ruidos, tardanza en el frenado, movimientos involuntarios del coche como vaivenes, debe irse al especialista de inmediato.

Lubricantes. Su verificación es cada 1.500 km. Actualmente en los modelos nuevos se cambian cada 30.000 km. Estos cuidan de las piezas del motor. Le recomendamos usar el tipo de lubricante que señala el fabricante.

Si en caso de fallas, sustitución de piezas, repuestos desgastados, entre otros, requieres efectuar el mantenimiento del automóvil, ingresa a la red y consulta la guía www.tudesguace.com, allí podrás conseguir los recambios garantizados.